pon-un-miguel-en-tu-vida-diseño-y-arte

Diseñador gráfico o artista

Diseñador gráfico o artista

Mucha gente no percibe o no entiende la diferencia entre un diseñador gráfico y un artista, quizás porque hay veces en que pueden ser la misma persona, desarrollando roles diferentes.

Al final, las salidas laborales para una persona que como vocación tiende a expresarse a nivel gráfico no son sencillas (aunque hoy en día no son sencillas casi para ninguna profesión).

Antes de mostrarte mi opinión, lo mejor será entender las diferencias entre un artista y un diseñador gráfico.

Artista o diseñador gráfico

Mientras el artista trabaja lo plástico, sonoro o visual como medio de expresión personal y de forma desinteresada, la labor de un diseñador gráfico es poner este trabajo plástico al servicio de la comunicación y las necesidades humanas, por lo que su objetivo finalmente se convierte o debería convertirse en obtener con ello una solución comunicativa y/o funcional funcional.

Así, un artista “sólo” debe responder a su propio criterio, a su sensación interna de necesidad de expresar, disfrutar, denunciar, desahogar… y ni tan siquiera se exige que la obra final sea inteligible, puesto que

el arte es el resultado de plasmar una reflexión pasada por el tamiz de la subjetividad.

Por otra parte, las capacidades creativas de un diseñador están sujetas a normas de comunicación y dependen totalmente para su correcto desarrollo de un completo estudio del mensaje a transmitir o la necesidad a resolver, los medios a emplear y de la audiencia a quien va dirigido el mensaje o del entorno final del objeto.

Entonces… ¿porqué diferenciarlos?

Lo cierto es que, a pesar de las diferencias, ambos roles se trabajan sobre algunos pilares comunes y fundamentales como lo son la creatividad, la capacidad de expresión, o la necesaria reflexión. Y no podemos dejar de pensar que, casi siempre de forma óptima, el desarrollo de una y otra actividad, estaría bien que fueran para su ejecutor, cuanto menos un medio de vida a nivel laboral.

Personalmente, me encanta la gente con mentalidad artística que es capaz, gracias a esta mentalidad, de aportar frescura y una visión fuera de lo esperado en cuanto a la resolución de problemas a través del diseño y admiro la capacidad del arte de prestar servicio a la comunicación.

Adiós al ego del artista y hola al respeto por la profesión

Manteniendo entonces el máximo respeto sobre la mentalidad y el ego del artista, estoy a favor de que ese ego quede en casa a la hora de diseñar. Si pudiera pedir unos deseos para los departamentos de creatividad de las agencias de publicidad y los estudios creativos, pediría menos divas, divos e iluminados, y más humildad en un mundo que debería tratar de resolver problemas a base de creatividad y flexibilidad y no alimentar el ego de nadie.

Aunque también, debo añadir, que si no he agotado los deseos, probablemente pediría de antemano un respeto por la profesión que a veces no se entiende, porque se juzgan los resultados como dibujos, o como elementos bonitos, feos, o de nuevo en base a criterios subjetivos, cuando realmente se trata de soluciones comunicativas y no necesariamente tienen que servir como un póster decorativo.

Seguramente en términos de arte estaremos en una situación similar. El arte ha explorado a lo largo del tiempo diferentes vías y no tenemos que entenderlas todas, ni tan siquiera disfrutarlas, para que se puedan etiquetar como arte y ser respetadas.

Conclusión:

Cuantos más artistas dejen el ego en casa a la hora de aportar sus vivas soluciones al ámbito del diseño gráfico, más ricas serán nuestras capacidades comunicativas y resolutivas, y cuantos más diseñadores exploren los caminos del arte, seguramente crecerán más como comunicadores puesto que la incorporación de nuevas vías de trabajo y de visión siempre enriquecen nuestras capacidades.

Por el mismo precio, cuantas más personas y clientes entiendan que el diseño gráfico es una respuesta viable a muchos de sus problemas y se olviden las valoraciones de bonito o feo para entender el trabajo como solución comunicativa, los resultados finales de la creatividad aplicada y de las campañas publicitarias serán probablemente más eficientes, frescos y memorables.

Trabajemos para crear y dar solidez a un panorama laboral de diseño, arte, respeto y profesionalidad donde el profesional y el cliente tengan sus objetivos al alcance.

 

You may also like

Leave a comment

diecinueve − cinco =